Quiénes somos

El Fondo Italo Peruano (FIP) es una institución que forma parte de la Cooperación Internacional italiana en el Perú, establecida por el I Acuerdo de Canje de Deuda por Desarrollo firmado entre Perú e Italia el 10 de octubre del año 2001. Dicho Acuerdo representó el primer Canje de Deuda instituido por Italia en América Latina, siendo además el de mayor magnitud. Gracias a los buenos resultados alcanzados, el 4 de enero del año 2007 Perú e Italia suscribieron el II Acuerdo de Canje de Deuda por Desarrollo y reconfirmaron el FIP como institución encargada de administrar los recursos disponibles.

La operación de Canje de Deuda por Desarrollo en el Perú se ha convertido en el tiempo en la principal acción de la Cooperación Internacional Italiana en el país considerando el monto comprometido, su dimensión social y la proyección en el tiempo. El Fondo Italo Peruano actúa con el afán de contribuir en forma activa y efectiva en la promoción de la reducción de la pobreza y en el desarrollo sostenible de las regiones más deprimidas y con altos índices de pobreza del País. Leer más

Para la a asignación de fondos y la selección de los proyectos, el FIP estableció la convocatoria pública como la vía más transparente. En el marco del I Acuerdo de Canje de Deuda se implementaron cuatro convocatorias ordinarias (2002, 2003, 2004, 2005) y una extraordinaria (2007), que implicaron la evaluación de más de 4,000 propuestas. Los proyectos que se seleccionaron y ejecutaron fueron 188, ubicados en las 12 regiones más pobres del Perú y en las periferias urbanas de las ciudades de Lima, Cuzco y Arequipa, por un monto total de aproximadamente 116 millones de dólares. En el marco del II Acuerdo de canje de Deuda por Desarrollo se llevaron a cabo tres convocatorias (2007, 2008 y 2009), gracias a las cuales se seleccionaron y financiaron 88 proyectos ubicados en 16 regiones, invertiendo aproximadamente 72 millones de dólares.

En el mes de setiembre 2013 el FIP ha lanzado un último concurso para la asignación de los recursos todavía disponibles del Programa de Canje de Deuda. Para permitir la selección y ejecución de dichos proyectos, el II Acuerdo de Canje de Deuda ha sido extendido hasta el 31 de diciembre del 2017.

Han participado en las distintas convocatorias gobiernos locales, regionales y entidades del gobierno nacional, ONGs peruanas e italianas, universidades italianas y peruanas. De esta forma el Perú ha canjeado toda su deuda no comercial con Italia, invirtiendo más de 200 millones de dólares (montos comprometidos por los dos Acuerdos de Canje de Deuda y recuperación del IGV re-invertida para financiar proyectos) en 276 proyectos realizados en 21 de las 25 regiones del País.

Los orígenes internacionales de la iniciativa para la cancelación y/o conversión de la deuda de los Países en vía de desarrollo se remontan a los años ’80 y fueron desarrollados en el marco del Club de Paris, que desde su fundación en 1956 reúne a los principales países acreedores.

En el 1982, como consecuencia del incumplimiento de los pagos de la deuda externa por parte de México, el segundo deudor más grande de América Latina luego de Brasil, estalló una fuerte crisis internacional. Sucesivamente casi todos los países de la región tuvieron dificultades para obtener nuevos financiamientos y atender el servicio de la deuda contratada. Empezaron, entonces, operaciones de refinanciación y reestructuración con los principales acreedores. El resto de la década de 1980 significó para los países de América Latina tener que plantear reestructuraciones casi anuales, situación que llevó a los gobiernos – tanto de los países acreedores como de los deudores – a buscar medidas que propiciaran una solución permanente al problema de la deuda.

A fines de ese decenio y principios del siguiente se establecieron los acuerdos de Toronto y Trinidad. Éstos significaron una reducción de la deuda de los llamados Países Pobres Altamente Endeudados (HIPC, por sus siglas en inglés) y nuevos acuerdos de reestructuración para los países medianamente endeudados.

En 1991 el Perú logró con el Club de París un acuerdo que incluyó cláusulas para que los gobiernos acreedores concretaran operaciones de canje de deuda por desarrollo. Durante la década de 1990 Perú suscribió acuerdos de canje con algunos países; sin embargo, a pesar de los tradicionales lazos de amistad, Italia y Perú no pudieron suscribir acuerdo alguno porque en Italia no había una base legal interna que lo permitiera. En el año 2000 el parlamento italiano aprobó la Ley 209 que estableció la posibilidad para Italia de canjear y/o cancelar la deuda externa no comercial de los países en vía de desarrollo. El Perú solicitó entonces al Gobierno italiano iniciar negociaciones para concretar una operación de canje de deuda por desarrollo destinada a financiar proyectos de inversión en las zonas pobres del país.

La solicitud fue favorablemente acogida y se convirtió en la contribución más importante ofrecida por el Gobierno de Italia en la Mesa de Donantes reunida en España en el año 2001 con el fin de coordinar los esfuerzos de la comunidad internacional a favor de la democracia peruana.

 

 

Gracias por tu suscripción

Te hemos enviado un mensaje a tu dirección de correo electrónico para verificar tu suscripción. Si no te ha llegado todavía, verifica la bandeja de mensajes no deseados y posiblemente ahí lo encontrarás.

Continuar